Qué es el público objetivo de una empresa y ejemplos

Un público objetivo, también conocido como mercado objetivo o target, se refiere a la clasificación de personas que hacen las empresas a fin de determinar a sus futuros clientes. Dicha clasificación se hace en base a su conducta, datos personales o alguna otra característica.

Cabe destacar que en lo que respecta al Marketing de la empresa, elegir al público objetivo es considerado parte fundamental de la estrategia. Veamos a continuación porqué es tan necesario.

¿Por qué es importante determinar el público objetivo?

Antes de diseñar un plan de mercadeo es imprescindible conocer quien solicitará los productos o servicios de la empresa; para que así la estrategia se enfoque únicamente en ellos.

Esto permitirá que los esfuerzos se dirijan al sitio correcto y a su vez evitamos que el mensaje de venta se pierda en un manto de humo.

Ahora bien, como podemos saber quienes forman parte de nuestro público objetivo.

Como identificar al público objetivo o target

En primer lugar, usando el sentido común. Debemos tener claro que aunque el producto o servicio sea amplio, el público no puede ser cualquier persona y tampoco se encuentra en cualquier lugar.

Por lo tanto, debemos simplificar el grupo de personas al que nos dirigimos. Para lograrlo, debemos primero tener un conocimiento claro y preciso de lo que ofrecemos, para luego señalar las características de las personas que van acorde a nuestro producto o servicio, y a lo que deseamos obtener.

En este sentido, es importante desglosar los siguientes aspectos; a saber, sexo, ubicación, poder adquisitivo, clase social, cultura, entre otros.

Ejemplo práctico sobre como elegir al público objetivo en una empresa

Pongamos el caso de una empresa dedicada a la venta de cerveza, la cual está por lanzar una marca exclusiva.

Lo primero que hace es realizar un estudio de mercado para determinar el tipo de persona que se convertirá en cliente potencial de su producto.

Por lo tanto, se concentra en buscar información puntual sobre  personas que con mayor probabilidad comprarán la marca que está por vender. Por ejemplo, se pregunta cuál es su edad promedio, qué medios de comunicación suele utilizar y cómo es su poder adquisitivo; esta última característica no puede faltar, pues debe asegurarse de que su cliente sea capaz de pagar por su producto.

Luego de una satisfactoria investigación, la empresa establece que su público objetivo o target son los consumidores de más de 40 años, de clase social media y media-alta y a quienes les gusta ver televisión, leer revistas y navegar en internet para buscar información.

Con estos datos, la empresa comienza a crear su campaña publicitaria con un mensaje que atraiga a este tipo de personas teniendo en cuenta sus gustos, y lo publica en programas de televisión, páginas de revistas e incluso en sitios de internet informativos en los que suelen entrar.

Al hacerlo de esta forma, la empresa está garantizando ventas exitosas para su nueva marca; pues su esfuerzo estará bien dirigido.

Add Comment